----
Paseo en Jet sobre Santiago

Un hermoso adelanto del Viejito Pascuero tuvieron los pequeños de Fundación Niño y Cáncer, gracias a la línea aérea privada Aerocardal.

El sábado 22 de diciembre, 12 pequeños de Niño y Cáncer, se reunieron en el aeropuerto Arturo Merino Benitez, convocados para un especial regalo de Navidad.

Primero pasearon por los angares de Aerocardal, para conocer de cerca los aviones y helicópteros que dispone la línea aérea. Los niños se paseaban por las aeronaves felices y entusiasmados, ya que nunca habían tenido la oportunidad de vivir una experiencia como esa.

Cuando lograron familiarizarse, fueron invitados a subirse a un jet, con todas las comodidades para un viaje de primera clase. Ahí disfrutaron de media hora de vuelo sobre Santiago, dejando atrás por unos minutos las preocupaciones y tratamientos a los que han sido sometidos durante el año.

Algunos estaban tan asombrados con lo que veían que llegaron a decir que “las casas parecían de mentira”.

Cuando el paseo finalizó, se reunieron nuevamente con sus madres, tías y doctores que estaban en tierra esperándolos y se encontraron con una celebración en las dependencias de la línea aérea, donde pudieron compartir experiencias y recibir la visita del mismo Viejito Pascuero, quien les entregó un reproductor MP3 como recuerdo de ese día.

Así, los pequeños no sólo se fueron con lindos recuerdos y una experiencia escasamente pueden volver a vivir, sino también, vieron sus energías renovadas, ante esta nueva manera de ver las cosas.


seguir