----
La silla de ruedas de Carlitos

Carlos Lara Nuñez tiene 7 años, es el menor de tres hermanos y vive en Paine. El año 2004 marcó un antes y un después para este niño regalón y alegre, ya que fue diagnosticado de glioma de vías ópticas. Debido a ello, fue intervenido quirúrgicamente, pero meses después, tuvo que enfrentar otra vez el pabellón. Ahí, luego de esa operación, quedó con secuelas como hidrocefalia, problemas motrices y visuales. La intervención no sólo le había salvado la vida, sino también se la había cambiado.

Para un niño de Paine con problemas visuales es difícil, ya que no tienen la capacidad en los colegios, para recibir a un menor con esta discapacidad. Por ello, Carlitos, no pudo seguir asistiendo al colegio.

Otra de las dificultades que esta familia debió enfrentar, fue el problema de motricidad del pequeño, ya que presenta una parálisis del lado derecho de su cuerpo, por lo que al tratar de caminar distancias largas, solía caerse. Este bache fue superado, ya que lograron conseguirse una silla de ruedas, pero era fija y no podían trasladarla con facilidad. Debido a esto, Carlitos veía una vez más la dificultad para asistir a los controles, y para poder moverse de una manera más cómoda por la ciudad.

Fue en uno de los controles, donde la señora Carmen, su madre, se encontró con el doctor Juan Quintana, Presidente de nuestra Fundación, quien al ver el caso, le sugirió que se acercara a nosotros. En pocos días, habíamos logrado financiar una silla de ruedas adecuada para el pequeño, que le permitiera la libertad de transportarse por donde quisiera, ya que se pliega fácilmente y cabe sin dificultad en la maleta de un auto. “El doctor Quintana y todos en la Fundación, se han portado excelente con nosotros. Estamos muy agradecidos. La verdad es que no lo esperábamos. Nosotros no hubiéramos tenido cómo costear una silla de ruedas como esta. "Para Carlitos ha sido una maravilla. Está muy feliz”, explica la madre emocionada.

Carlitos, por su parte, pidió para esta Navidad una bicicleta. Quién sabe si con el tiempo y su esfuerzo, lo  podamos ver andar en una.


seguir